El aguinaldo


Aguinaldo

Pedir el aguinaldo“, esta es otra de las costumbres típicas de las fechas navideñas. No es exclusiva de Bercianos, por supuesto, pero sí que estaba muy arraigada en nuestro pueblo, aunque ya casi no se practica.

Cuando éramos pequeños, el día año nuevo por la mañana, pasábamos todos los chicos casa por casa cantando algún villancico y llamando a las puertas para que nos dieran el “aguinaldo” . Este aguinaldo consistía en lo que el dueño de la casa quisiera darnos, generalmente productos navideños, un poco de turrón, unas pastas, mazapán, polvorones, y en el mejor de los casos algunas monedas. Una vez conseguido el aguinaldo en una casa, continuábamos hasta la siguiente.

Además de los niños, los quintos también pedían el aguinaldo. Enganchaban un carro a unas burras e iban pidiendo el aguinaldo por las casas (chorizos, tocino, dulces, …) luego lo comían los quintos y las quintas en una casa vieja por la noche.

Algunas veces se ha pedido el aguinaldo por gente no tan pequeña, a la vuelta de una nochevieja larga. En este caso, conseguir  turrón y polvorones es lo menos importante, lo mejor es pasar un rato agradable, y alargar un poco los festejos navideños.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: